Alegría, Agradecimiento y Arreglos Para La Sucesión Papal

Ésta visita muestra la alegría del Santo Padre a mediano de Junio del 1988, días durante cuál Él estaba en contacto con Sus cardenales secretos para hacer arreglos para Su Sucesor. Un reportero lo saluda diciendole, "Eminencia, estamos en el paradiso." A cuál el Santo Padre punta hacia el cielo y le dice: "El Verdadero Pardiso está cerca à Nosotros." El Santo Padre muere menos de 11 meses después. Parecería que Su Santidad supo que estaba al final de Su Misión en esta tierra, que era conseguir la continuación del Papado dentro de las condiciones secretas que son tán necesarias para la Iglesia en Exilio. ¡Papa Gregorio XVII ruega por nosotros!